MOCIÓN PARA ELABORAR DESDE EL AYUNTAMIENTO DE VELILLA DE SAN ANTONIO PROGRAMAS DE PREVENCIÓN DE RESIDUOS

EXPOSICIÓN DE MOTIVOS

La Mancomunidad del Este gestiona los residuos de 31 municipios de la zona Este de Madrid; Entre ellos los de Loeches, Villabilla, Mejorada del Campo, Velilla de San Antonio, Torres de la Alameda, Alcalá de Henares, Coslada, San Fernando de Henares, Torrejón de Ardoz, etcétera.

La política de residuos tiene una incidencia muy importante en otras políticas ambientales, en particular en la lucha contra el cambio climático, en la protección de las aguas continentales y en la protección y conservación del medio ambiente marino.

Los Estados miembros de la UE deben eliminar la práctica totalidad de los depósitos en vertederos para 2030 y preparar para la reutilización o el reciclado el 50% en peso del total de residuos para 2020. Para 2025 debe evitarse el vertido de todos los residuos reciclables, y para ello es preciso implantar desde ya medidas eficaces. La recogida separada en la fuente y el uso de métodos solventes de cálculo de las tasas de reciclado garantizarán un reciclado de alta calidad y contribuirán al desarrollo de mercados para el suministro de materias primas secundarias. El éxito en la puesta en marcha de esas medidas puede tener como resultado la creación de más de 180.000 puestos de trabajo directos en la U.E. para 2030, además de los aproximadamente 400.000 puestos que se crearán con la aplicación de la legislación actual sobre residuos, de los cuales 52.000 se localizarían en España. Su correcta implementación permitirá satisfacer entre el 10 y el 40 % de la demanda de materias primas en la UE, además de contribuir al cumplimiento del objetivo de reducción en un 40 % de los gases de efecto invernadero fijado para 2030: en ese año podría evitarse la emisión de 62 millones de toneladas de CO₂ equivalente por año.

La Mancomunidad del Este ha comenzado las obras para construir en Loeches un “Complejo Medioambiental de Reciclaje”, el conocido como “Macrovertedero de Loeches”. El citado complejo no va a servir para reciclar los residuos de los 31 municipios, ya que las técnicas utilizadas para su gestión no aseguran su reciclaje y porque el proyecto prevé una gran superficie destinada a vertedero. Existe una planta, que utiliza una tecnología y sistema parecido al que se quiere poner en marcha en Loeches, en funcionamiento desde 2005 (Planta “Ecoparc 2” en Montcada i Reixac), que presenta problemas de contaminación a la atmósfera (emisión de compuestos cancerígenos) y las aguas (generación de lixiviados tóxicos que contaminan las aguas). Además, como pasa en el caso de Loeches, la planta “Ecoparc 2” está a escasos 800 metros de la población de Ripollet. En el caso de Loeches hay viviendas a menos de 2 Km. de la futura planta, lo que contraviene lo establecido por la legislación en vigor para este tipo de actividades.

El tipo de gestión que se va a dar a los residuos en el “Macrovertedero de Loeches” no es, con mucha diferencia, el mejor. Se trata de un tipo de gestión finalista, que destina a vertedero la mayoría de los residuos generados y, mucho nos tememos, que también destinará a incineración gran parte de los mismos. Asociados a este tipo de gestión, planteada por la Mancomunidad, se generarán otros importantes problemas: Generación de gases de efecto invernadero, lixiviados, que con mucha probabilidad acabarán contaminando arroyos, ríos y acuíferos subterráneos, Compuestos tóxicos, derivados de la quema de los gases generados por la descomposición de los residuos en el vertedero, que irán a parar al aire que respiramos, y un largo etcétera de problemas que directamente afectarán a las personas que vivimos en la zona Este de Madrid. Además, la gestión de nuestros residuos en el “Complejo Medioambiental de Reciclaje de Loeches” nos costará, a todas y todos los vecinos, más de 70 euros por tonelada (en el mejor de los escenarios posible), cuando actualmente estamos pagando la tonelada a poco más de 29 euros. Por otro lado, la nueva planta, o “Macrovertedero”, incumpliría la actual Ley de Residuos, los objetivos impuestos por la UE y distintos aspectos del Programa Europeo de Economía Circular. Estos incumplimientos de la normativa europea derivarán en sanciones económicas por parte de la UE.

Las políticas y modelos actuales de gestión de residuos de la Unión Europea distan mucho de lo proyectado en el “Macrovertedero de Loeches”. Los países más avanzados en este campo apuestan por una gestión municipalista de los residuos basada en la prevención, reutilización y reciclado de los residuos, donde los materiales, que se tengan que destinar a reciclado, puedan volver a tener una utilidad tras su uso o se incorporen de nuevo a los ciclos naturales de los materiales. Existen muchas experiencias consolidadas en otros países, e incluso en el nuestro, como alternativa al tipo de gestión propuesto para la nueva planta de Loeches. Milán, San Francisco y numerosos municipios de las Comunidades de Cataluña y País Vasco aplican el sistema “Puerta a puerta” para la recogida separada de la materia orgánica, obteniendo porcentajes de impropios inferiores al 0,2%.

Desde “Somos Velilla” ya hemos propuesto una gestión basada en estos planteamientos más “novedosos” y sostenibles, como pueden ser el compostaje (compostaje doméstico o comunitario) de los biorresiduos. Es necesario avanzar en la recogida selectiva (preferiblemente puerta a puerta) de las fracciones orgánica y papel-cartón, el establecer sistemas SDDR (Depósito, Devolución y Retorno) para la gestión de los envases, construcción de centros de reparación de muebles y aparatos eléctricos y electrónicos en los propios puntos limpios municipales, etcétera. Todo ello con un horizonte de Residuo Cero y siempre teniendo en cuenta que el tratamiento de los residuos debe tener un carácter municipal, para conseguir, por ejemplo, que los impactos negativos derivados del transporte, como los gases de efecto invernadero

emitidos, sean menores y los impactos positivos, como el mayor puestos de trabajo en la localidad, sean mayores.

La construcción del “Macrovertedero”, ya sea en Loeches o en cualquier otro municipio, es un grave perjuicio para nuestra comarca, para la salud de sus habitantes y para el medio ambiente. Aunque la Mancomunidad del Este haya modificado hasta tres veces el proyecto inicial, este sigue sin cumplir con la legislación vigente y, por supuesto, no respetará el derecho de la ciudadanía a una vida saludable y a un medio ambiente salubre.

En lo que respecta a nuestra administración local, los vecinos y vecinas sufren las consecuencias del incumplimiento de la normativa vigente. Respecto a la Ley de residuos y suelos contaminados del 2011, el ayuntamiento de Velilla de San Antonio no ha elaborado los programas de prevención de residuos, que son fundamentales para cambiar el modelo de residuos y hacer innecesarias plantas como la de Loeches. La fecha límite para la aprobación de estos programas era el 12 de Diciembre de 2013 de manera que el incumplimiento de nuestro ayuntamiento se prolonga ya más de 5 años.

Es por ello que proponemos a la aprobación del Pleno Municipal los siguientes

ACUERDOS

1. El ayuntamiento de Velilla de San Antonio, en su obligación de cumplir las leyes vigentes en materia de gestión de residuos, y sabido el incumplimiento acumulado, elaborará de forma urgente los programas de prevención de residuos en linea con la filosofía Residuos 0 contenida en lo que dispone la ley de residuos y suelos contaminados de 2011.

2. El ayuntamiento de Velilla de San Antonio habilitará los cauces necesarios para que los vecinos y vecinas hagan efectivo su derecho a la participación pública en la elaboración de dichos planes y programas, a través de un procedimiento reglado y vinculante. La Ley de información y participación pública del 2006 junto con la Ley de prevención y control y integrados de la contaminación del 2002, modificada en el 2006, y la Ley de residuos y suelos contaminados de 2011 consagran el derecho de la ciudadanía a la participación pública en los planes y programas sobre residuos. Esta normativa establece que los resultados de la participación pública deben ser debidamente tenidos en cuenta en las decisiones que se tomen sobre el plan o programa. Tarea que será realizada con el apoyo técnico necesario, y también con la participación de la sociedad civil organizada.

3. El ayuntamiento de Velilla de San Antonio trasladará estos acuerdos a la Mancomunidad del Este y a la Consejería de Medio Ambiente y ordenación del Territorio de la Comunidad de Madrid.

Leyes referenciadas

Ley 22/2011, de 28 de julio, de residuos y suelos contaminados:

https://www.boe.es/buscar/act.php?id=BOE-A-2011-13046

Ley 27/2006, de 18 de julio, por la que se regulan los derechos de acceso a la información, de participación pública y de acceso a la justicia en materia de medio ambiente (incorpora las Directivas 2003/4/CE y 2003/35/CE):

https://www.boe.es/eli/es/l/2006/07/18/27/con