Intervención en el pleno municipal en defensa de nuestra propuesta para recuperar los caminos públicos en #Velilla de San Antonio

Afirmar respecto a nuestra moción sobre los caminos públicos en Velilla de San Antonio, después de las cuestiones y dudas que se suscitaron  en la comisión de portavoces:

  1. Respecto a garantizar el correcto estado de conservación de los caminos y su libre uso por parte de los vecinos, comentar algo que es fácilmente comprobable y está a la vista de todos. Que actualmente el uso de los caminos públicos está muy restringido, o incluso prohibido en algunos tramos, por el mal estado de conservación de muchos de ellos, la falta de señalización e incidencias como cierre ó labrado de tramos de caminos públicos por particulares. Este ayuntamiento ha hecho una dejación clara y durante muchos años de funciones para conservar este patrimonio que es común y de todos. Debería ponerse manos a la obra.
  2. Respecto a la realización del Inventario Municipal de caminos públicos,  el inventario actual de viales es verdad que existe pero está incompleto y tiene carencias importantes.
    • Faltan al menos dos caminos públicos en el inventario que están marcados como tales en el plano de caminos del ayuntamiento que nos ha proporcionado Urbanismo.
      • Camino del badén de Horneros
      • Vereda de los Civiles
    • En todos los caminos públicos, falta la información sobre las fincas por las cuales transcurren, o con las que lindan.
    • En todos los caminos públicos, falta el material gráfico. Es el único caso del inventario, el de caminos, donde no se aporta material gráfico, lo cual hace difícil identificar de que Bien estamos hablando si no tienes el plano de caminos delante y no conoces todos los nombres.
    • Los caminos que no constan en el inventario (Horneros y Civiles) entendemos que no estarán inscritos en el registro de la propiedad a nombre del municipio.
  3. Y por último, no existe ordenanza, como pedimos, para la gestión y ordenación de la red de caminos con las competencias que otorga la legislación local y urbanística. Un instrumento necesario para enmendar la situación actual.