Moción para el Desmantelamiento de una Torreta de telefonía, en suelo público y al lado de las viviendas.

El grupo municipal SOMOS VELILLA, por mandato de su Asamblea Vecinal, presenta para su aprobación la presente moción.

 

En el documento de inventario municipal recientemente publicado por este ayuntamiento, en el Epigrafe 1º de “Bienes Inmuebles Terrenos”, con número 1.2.00125 aparece  “PARCELA DONDE SE UBICA UNA CENTRAL Y UNA ANTENA DE TELEFONICA” en el inicio del camino del Sotillo. Parte de esta parcela está afectada por escritura pública de segregación y cesión de derecho de superficie con fecha 21/12/1992 a la compañía Telefónica de España, S.A. También se dice que el pleno municipal del 25/06/1992 aprobó la cesión del derecho de superficie de la Parcela. En el apartado de observaciones se dice literalmente lo siguiente:

 

“LA PARCELA MATRIZ DE LA QUE SE SEGREGA DE 550 M2, LA POSEE EL AYUNTAMIENTO DESDE TIEMPO INMEMORIAL, INSCRIBIENDOSE EN EL REGISTRO DE LA PROPIEDAD POR EL ARTICULO 206 DE LA LEY HIPOTECARIA SEGUN CERTIFICACION MUNICIPAL DE FECHA 26 DE JUNIO DE 1956 AL TOMO 370, LIBRO 25, FOLIO 84 EL 16 DE ABRIL DE 1957.

 

DENTRO DE LA PARCELA, LA COMPAÑIA TELEFONICA DE ESPAÑA, S.A. HA CONSTRUIDO UNA CENTRAL TELEFONICA DE PLANTA BAJA CON UNA SUPERFICIE TOTAL DE 65,95 M2 DE FORMA RECTANGULAR CON CUATRO FACHADAS, DISTRIBUIDO EN VESTIBULO, REPARTIDOR, SALA DE CONMUTACIÓN, ALMACEN, SALA DE BATERIAS Y SALA DE CUADRO DE FUERZA.

 

EL DERECHO DE SUPERFICIE SOBRE ESTA FINCA TIENE UNA DURACION DE 25 AÑOS A CONTAR DESDE EL DIA 21 DE DICIEMBRE DE 1992 Y DEVENGARÁUNA CUOTA A FAVOR DEL AYUNTAMIENTO DE 240,40 € ANUALES. AL FINALIZAR EL PLAZO CONVENIDO LA CENTRAL TELEFONICA REVERTIRÁ A FAVOR DEL DUEÑO DEL SUELO, SIN INDEMNIZACIÓN ALGUNA.”

 

De lo anterior se deduce que el derecho de uso de la parcela por parte de Telefónica termina el 21 de Diciembre de 2017, justo dentro de tres meses. La multinacional privada de telefonía, Telefónica, paga al Ayuntamiento de Velilla unos escasos 20 euros al mes por el uso de esta parcela.

 

En el año 1992, el año en que se realizó esta cesión de suelo, la empresa Telefónica era una empresa pública, y el trato de favor a la compañía por parte de los municipios podía tener todo el sentido. Hoy, es una empresa privada gracias al tandem privatizador de empresas públicas que representó el PP-PSOE en los años 80 y 90. Telefónica es propietaria de toda la red de telefonía que antes era estatal, y tiene enormes beneficios anuales a base de monopolizar el mercado. Todos los operadores pagan a Telefónica por el alquiler de esa red.

 

Por otra parte, los españoles pagamos el acceso a internet más caro de Europa, en un país con una media de sueldos de los más bajos de Europa. El desproporcionado e injusto esfuerzo de las precarizadas familias españolas, eleva a esta empresa, cuyo accionariado mayoritario se compone de grandes bancos y fondos de inversión buitre, a ser la principal compañía de telecomunicaciones Europea y la quinta del mundo. Como vemos, la situación ha cambiado radicalmente desde el año 1992.

 

Además del pequeño edificio que contiene la central de Telefónica, se ha instalado al lado una torreta de telefonía. Otra cesión del ayuntamiento de Velilla a Telefónica con una validez de 25 años que fue ratificada en el año 1996. Un elemento que supone un peligro para la salud pública al estar al lado de las viviendas. Por lo que hemos podido comprobar al consultar los expedientes, parece que el riesgo sanitario que asumen los vecinos solidariamente, no se corresponde ni de lejos con lo que la compañía de telefonía aporta a la caja común del municipio de Velilla. Los campos mágnéticos de este tipo de instalaciones son un problema de salud pública reconocido; y la antena de telefonía, está a escasos metros de las viviendas y de naves industriales donde sus trabajadores pasan diariamente muchas horas.

 

La OMS (Organización Mundial de la Salud) y la IARCE (Agencia Internacional de Investigación del Cáncer), institución dependiente de la misma, han calificado los campos electromagnéticos de muy baja frecuencia y las irradiaciones electromagnéticas de alta frecuencia en el apartado de “posibles perjudiciales para el ser humano”. Estas antenas han sido ya objeto de protestas vecinales importantes en otros municipios por la elevada incidencia de cancer en su entorno inmediato, con preocupante incidencia en la población infantil, que han derivado en un número elevado de casos en el traslado de la instalación a otras ubicaciones más alejadas de las zonas residenciales.

 

Por todo lo anterior, se proponen los siguientes acuerdos a este pleno:

 

  1. Este Ayuntamiento no prorrogará, a partir de diciembre, la cesión de uso a la compañía Telefónica de la parcela descrita, si no desmantela antes la torreta de telefonía movil anexa. Se notificará inmediatamente a la compañía que tiene un plazo de tres meses para el desmantelamiento total de la torreta de telefonía. Si por alguna razón técnica fundamentada no fuera posible desmantelar la torreta en ese plazo, el documento de prorroga deberá incluir una fecha improrrogable para el desmantelamiento dentro del primer semestre del año 2018.
  2. El precio que el Ayuntamiento exigirá por el uso de suelo municipal a Telefónica, en caso de prorroga, será adaptado a lo que Telefónica gana en Velilla por ofertar sus servicios de telefonía, los más caros de Europa.
  3. En el caso de que Telefónica se interesara por alguna otra parcela municipal para volver a instalar la torreta desmantelada, condicionar su instalación a dos aspectos:
    • Los elementos no podrán estar ubicados en zonas urbanas, o susceptibles de llegar a serlo, segun el actual Plan General de Ordenación Urbana vigente.
    • La cesión de uso se hará por un periodo máximo de 4 años, lo que dura una legislatura. No es de recibo que un pleno que cambia cada 4 años de composición decida algo a 25 años.

 

Aquí tienes la ficha del inventario municipal:

Inventario_SubestacionTelefonica