MOCIÓN POR EL TRABAJO DECENTE, EL PLENO EMPLEO Y EL DESARROLLO LOCAL EN VELILLA DE SAN ANTONIO

decentejpgNos han trasladado alguna vez a la Asamblea Popular que convocamos semanalmente, la pregunta de si el Ayuntamiento, los Grupos Municipales y los Concejales tenemos algo que decir sobre los abusos en materia de derechos laborales que se producen en el municipio. Con frecuencia nos manifestamos contra la violencia de género, contra la violencia xenófoba y contra los atentados medioambientales entre otras formas de violencia, pero la violencia económica que en época de crisis se ceba con los trabajadores que se ven obligados a soportar en silencio amenazas y abusos, no se suele decir nada. Se podrá decir que son los sindicatos los que tienen que ocuparse, pero a nadie se le escapa que en pequeñas empresas o en muchas empresas privadas, la actividad sindical está muy limitada.

Queremos un municipio de pleno empleo y queremos un municipio en el que el empleo decente y no precario, el empleo de calidad, genere seguridad y bienestar en sus vecinas y vecinos. La temporalidad, las jornadas a tiempo parcial, el incumplimiento de horarios, las horas extras no retribuidas, los salarios de indigencia y la economía sumergida de trabajos durísimos sin contrato y sin derecho a bajas retribuidas, no son una excepción.

Recientemente, hemos saludado una campaña en la que el Ayuntamiento ha ofrecido asesoría y atención a empresas y asociaciones. El apoyo a los emprendedores está de moda, los viveros de empresas proliferan en barrios y municipios y, sin embargo, echamos de menos la misma atención a los trabajadores y trabajadoras: asistencia jurídica, orientación en la denuncia a la autoridad laboral o en los Juzgados de lo Social y campañas sobre la importancia de generar empleo estable y de calidad.

Nos consta que se hacen algunos esfuerzos coordinados entre concejalías de este ayuntamiento para favorecer la creación de empleo, y que existe una bolsa de parados, pero todo es mejorable. Necesitamos un plan integral con el objetivo ambicioso de que Velilla de San Antonio se aproxime al pleno empleo; necesitamos un municipio libre de abusos laborales; necesitamos el impulso decidido de una economía local sostenible que rescate actividades y oficios tradicionales. Una economía rural propia de una vega fértil que presume de su condición de entorno rural, y que huye del empeño de alguno en convertirnos en una ciudad dormitorio. La aspiración de los expertos de la movilidad sostenible de que el lugar de residencia y el de trabajo tienen que ser coincidentes, puede ser un objetivo importante para este Ayuntamiento.

Desde la gestión directa municipal de los servicios esenciales, hasta la creación de cooperativas de vecinos y vecinas, pasando por la negociación y la oferta a empresas éticas y sostenibles para que se instalen en nuestro municipio, son muchas las acciones posibles.

No queremos que esta sea otra de esas mociones que dormitan eternamente en un cajón, y por eso vamos a ser posibilitarios en la propuesta de acuerdos. Además, nos parece que se puede intentar un acuerdo amplio, si es que el consenso total no es posible. Trabajemos en esta dirección durante el semestre que nos resta de año y diseñemos un plan que se pueda dotar de recursos en el próximo presupuesto. Hagamos trabajar a los técnicos municipales en esta dirección, y tomemos ejemplo de modelos en municipios similares al nuestro que están consiguiendo importantes avances teniendo menos recursos y con un emplazamiento geográfico menos privilegiado. Hagamos actividad productiva del compromiso medioambiental, de la recuperación de tradiciones y recuperemos una identidad rural que estamos perdiendo.

Algunas no hemos nacido en este pueblo y vinimos aquí huyendo de la gran urbe y del hacinamiento, y lo hemos hecho para quedarnos respetando la tradición y la historia de Velilla de San Antonio. Algunos nuevos vecinos llegados de lejos, de esos que son mirados como no españoles, están haciendo grandes inversiones y están trabajando duramente la tierra junto a sus familias, y están devolviendo a las tierras de Velilla la imagen de una huerta fértil, de una tierra agradecida. Y lo están haciendo en una demostración de que es imperdonable la urbanización de estas tierras tan generosas.

Si concretamos más en esta moción, no estaremos dejando espacio a propuestas que pueden sumar otros grupos municipales, que pueden surgir del análisis de técnicos y especialistas, o de asociaciones y otras entidades del municipio. Sería concreto y ponemos encima de la mesa, a modo de ejemplo, las siguientes posibilidades:

– Asesoría municipal para trabajadoras y trabajadores, con personal propio o dando espacio a la estructura territorial de los sindicatos. Apoyo en la denuncia de casos concretos. Campaña en defensa de los derechos laborales.

– Viveros de empresas y, en especial, de cooperativas, ayudando y facilitando el proceso de iniciativas que nacen en Velilla y aspiran a su implementación también en Velilla. Negociación con empresas éticas y respetuosas con el medio ambiente que ofrezcan puestos de trabajo de calidad. Estudiar posibles facilidades y bonificaciones.

– Análisis de la situación y características del censo de paradas y parados de Velilla. Trazado de estrategias para articular políticas activas de inserción de los colectivos más difíciles: jóvenes, mujeres, mayores de 45 años…

– Municipalización de servicios esenciales según van finalizando los contratos con empresas privadas. Posible creación de una empresa municipal que permita la contratación sin la necesidad de incrementar la plantilla de funcionarios.

– Potenciación y desarrollo de las industrias locales, artesanías tradicionales, agricultura, entorno natural, rescatando los valores de la cultura rural de la comarca. Una gran cantidad de cooperativas de consumo de los barrios populares de Madrid establecen relación con agricultores de nuestra comarca. Identidad de Vega y Comarca.

– Desarrollo del proyecto de residuo cero como modelo exportable a otros municipios. Reproducción del modelo. Escuela de formación para dinamizadores de modelos similares.

– Apertura de la oferta cultural, tanto en las fiestas de Velilla como en otros eventos, a vecinas y vecinos. Lo que se puede pensar y hacer en Velilla se hace en Velilla.

Las medidas anteriores no forman parte de los acuerdos, y son solamente algunas de las ideas y propuestas posibles. Son solo una muestra de que lo que decimos y admite concreción y todo depende de la voluntad y los recursos disponibles. Tampoco hemos inventado nada. Muchas iniciativas ya se están llevando a cabo en municipios similares con un éxito contrastable.

Proponemos los siguientes acuerdos, absolutamente abiertos a aportaciones y propuestas, que mejoren esta iniciativa.

 

ACUERDOS

– Diseño de un plan ambicioso para aproximar a Velilla de San Antonio a los objetivos de municipio comprometido con el trabajo decente, el pleno empleo, la sostenibilidad y el desarrollo de entornos rurales.

– Este plan, diseñado por el Equipo de Gobierno y que contará con el trabajo especializado de los técnicos municipales con conocimientos en la materia, estará abierto a la participación de los distintos grupos municipales y distintas entidades del municipio, aceptando propuestas que se acompañen de la memoria económica correspondiente. Para abrir esta participación se convocarán las reuniones específicas que sean necesarias, comenzando la primera el día 15 de septiembre de 2017.

– Logrado el máximo nivel de acuerdo se incluirá en el presupuesto del 2018 con la asignación necesaria de recursos.

 

En Velilla de San Antonio, a 19 de junio de 2017

Anuncios