PROPUESTA DEL GRUPO MUNICIPAL “SOMOS VELILLA” PARA ALTERNATIVA HABITACIONAL ANTE EJECUCIÓN DE DESAHUCIOS

INTRODUCCIÓN

La actual crisis ha impactado de manera dramática en la vida de miles de personas que, a causa de dificultades económicas sobrevenidas no pueden cubrir sus necesidades más básicas. Esta situación ha llevado a millares de familias a la imposibilidad de hacer frente a las cuotas hipotecarias o de alquiler de su hogar.

Su traducción social ha sido miles de desahucios y centenares de miles de personas que han visto vulnerado su derecho a una vivienda digna, enfrentándose a situaciones de grave vulnerabilidad, precariedad extrema, pobreza y exclusión social, económica y residencial.

Mientras esta situación se da, existen millares de pisos en desuso que acumulan las entidades financieras (rescatadas con dinero público) y sus inmobiliarias, actores principales y parte responsable de la burbuja inmobiliaria.

Ante los intentos del gobierno central de vaciar de competencias a las administraciones locales, es preciso que los ayuntamientos defiendan la autonomía municipal para satisfacer así, las necesidades habitacionales de la población.

Por todo lo descrito, proponemos la presente moción y aprobación de los siguientes acuerdos por parte del Pleno municipal:

ACUERDOS:

1. Realojos
Realojo obligatorio de familias deudoras de buena fe por causas sobrevenidas y familias en exclusión social; también en aquellos casos en los que el abandono de la vivienda debe producirse para evitar perjuicios a terceras personas -como en los casos de alquiler particular- o en los que sea aconsejable por la precariedad del inmueble y/o la existencia de motivos administrativos.

2. Alquiler Social
Instar al Ayuntamiento a emprender negociaciones con las entidades bancarias, propietarias de viviendas desocupadas, con la finalidad de conseguir para el municipio un parque de viviendas de alquiler social. Con carácter urgente el Ayuntamiento de Velilla debe dotarse de un Parque Público de viviendas de alquiler, gestionadas por la administración de forma directa, y a precios asequibles. Esto sólo se puede lograr con la expropiación de uso vía negociación -mientras dure la emergencia social y habitacional- de las viviendas vacías en manos de la SAREB o “banco malo” y las entidades financieras.

Al mismo tiempo, se establecerán otros mecanismos complementarios para la adquisición de vivienda, como la subrogación de hipotecas de viviendas habituales de deudores de buena fe en peligro de desahucio, el mapeo de todas las viviendas de titularidad pública vacías en el municipio para su inclusión en el Parque Público y su rehabilitación, de ser necesario, programas de adquisición de inmuebles, etc.

Anuncios